El odio es inversamente proporcional a la inteligencia, que no al conocimiento. Cada vez sabemos más mentiras.

Anuncios