Ucronía: Reconstrucción histórica construida lógicamente que se basa en hechos posibles pero que no ha sucedido realmente.

No sé si mi novela es lógica, probablemente no, pero si es una forma de ucronía, en cuanto aprovecha una historia no ocurrida de Herta Oberheuser para dar pie a una novela casi fantástica.

 

Normalmente, es común en novelas que entran dentro de la ucronía que también sean distopías, puesto que un cambio sustancial en eventos altera todo el orden social y económico del planeta. Pero en algunos casos, las distopías no tienen porque ser ucronías, y viceversa.

Tenemos por ejemplo la saga de Los juegos del hambre, que es una distopía que no emerge de eventos reales que cambiaron su curso, puesto que lo que da pie a ese orden es un evento y una guerra no ocurrida, por lo que en ningún caso sería ucronía.

No voy a poner mi novela como ejemplo de lo contrario, puesto que no creo que un género cercano al terror con tintes gay, sea la mejor manera de explicar la ucronía sin distopía. Así que acudo a la película Malditos Bastardos, y el momento de la muerte de Hitler, y la claridad llegará a vuestras cabezas.

Pero cuidado, porque la historia es caprichosa, y no es imposible que una distopía, pueda transformarse en ucronía… Que se lo digan a los guionistas de Akira, cuando en 1988 ya situaban los Juegos olímpicos de 2020 en Tokio.

anigif_enhanced-buzz-8651-1378744809-12

 

 

 

 

Anuncios