Gasto mi tiempo

Amándote sin medida.

Si has leído Explorador Zero, ya sabrás la pasión de Baldo con Japón y toda su cultura. Perfume es un gran ejemplo de esa pasión por el Jpop, y su vídeo musical una verdadera obra de arte ejemplo de dicho grupo.

Bastante famosas por esos lugares y por lo entendidos de un tipo de música que solo se puede llamar “demasiado friki”, yo las adoro, por ello no dudé en que mi protagonista se atreviera a escuchar su música para relajarse en uno de los últimos momentos intrascendentes de la novela.

Baldo en secreto se sabe hasta las coreografías, no es mi caso… para nada. Pero espero que no acabes tú, lector, enganchado a esas melodías y voces, que parecen provenir de otro planeta.

¿A Ryoga le gustarían? No me cabe duda.

Anuncios